Blogia
mientrashayaluz

Último discurso de Salvador Allende

Último discurso de Salvador Allende

Seguramente ésta será la última oportunidad en que pueda dirigirme a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Postales y Radio Corporación. Mis palabras no tienen amargura sino decepción Que sean ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron: soldados de Chile, comandantes en jefe titulares, el almirante Merino, que se ha autodesignado comandante de la Armada, más el señor Mendoza, general rastrero que sólo ayer manifestara su fidelidad y lealtad al Gobierno, y que también se ha autodenominado Director General de carabineros. Ante estos hechos sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

Trabajadores de mi Patria: quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley, y así lo hizo. En este momento definitivo, el último en que yo pueda dirigirme a ustedes, quiero que aprovechen la lección: el capital foráneo, el imperialismo, unidos a la reacción, creó el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición, la que les enseñara el general Schneider y reafirmara el comandante Araya, víctimas del mismo sector social que hoy estará en sus casas esperando con mano ajena reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios.

Me dirijo, sobre todo, a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros, a la abuela que trabajó más, a la madre que supo de nuestra preocupación por los niños. Me dirijo a los profesionales de la Patria, a los profesionales patriotas que siguieron trabajando contra la sedición auspiciada por los colegios profesionales, colegios de clases para defender también las ventajas de una sociedad capitalista de unos pocos.

Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron y entregaron su alegría y su espíritu de lucha. Me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente; en los atentados terroristas, volando los puentes, cortando las vías férreas, destruyendo lo oleoductos y los gaseoductos, frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder. Estaban comprometidos. La historia los juzgará.

Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria.

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.

Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

FIN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Isidoro -

Es evidente que las conspiraciones entran en el terreno de lo posible, pero no se pueden considerar una "lógica histórica". O lo que es lo mismo: los acontecimientos socioeconómicos no pueden seguir un curso marcado, previsto y producido por una conspiración. Echar las culpas de la inflación y el desabastecimiento a que llegó el Chile de Allende a "las élites burguesas" es tan "cierto" como afirmar todo lo contrario. Ni que decir tiene, por otra parte, que para quien ve todos los fenómenos a través de la lente de su propia ideología todos los males son fruto de un "sabotaje" de los "sospechosos habituales" de dicha ideología (que cada una tiende a tener los suyos: ya sean los empresarios, los burócratas, los comunistas, los masones, los judíos, los extranjeros...).

En el documental que cita, por otro lado, se deja claro que la inflación es achcable a Allende: que le dio a la máquina de producir billetes para llevar, evidentemente, una política de gasto público elevada. Pero es que eso genera inflación y cuando se intenta establecer un sistema de precios controlados para moderar a dicha inflación se produce el desabastecimiento. Desabastecimiento del que luego se culpará, claro, a los empresarios codiciosos y otras figuras semejantes. ¿Por qué? Pues porque el político, y no digamos quien encima tiene la presidencia de un país, tiende a ver que la ley se aplica automáticamente tanto en un plano jurídico como en otro. Así, será incapaz de soportar que una ley de control de precios alcance lo contrario de lo que pretende (el desabastecimiento).

Yo no entro a valorar la legitimidad del golpe de Pinochet porque, como diría un abogado, "las leyes son sólo palabras" (como el propio Allende pensaba cuando las infringía en nombre de "los trabajadores"). En cierto grado la democracia es un sistema muy sensible y generalmente sucumbe a cualquier violación sistemática de la ley por parte del ejecutivo. Se puede uno lamentar lo que quiera por lo que ocurrió en 1973 y sin duda se puede discutir sobre el grado de compromiso norteamericano en lo sucedido. Sí. Pero lo que no se puede poner en duda es que ninguna reforma, por justa que nos parezca, puede hacerse contra la mitad de tu propio país sin que en algún punto se llegue a la violencia.

Roberto -

Allende estaba Out antes incluso de tomar ninguna medida era un elemento peligroso para los Americanos y las multinacionales. La crisis económica, fue favorecida por por los sectores de la derecha económica de Chile y por el papel de los YANKIS muy activos por cierto, apareciendo en documentos militares estadounidenses (tal como queda reflejado en el reportaje de En Portada del 29/03/2009 que me pasó Celia)llaman al 11 de septiembre nuestro ´DÍA - D, como tb se dice el proyecto de Allende estaba herido de muerte antes de echar andar. Por lo que dice Usted da la sensación, de que justifica el golpe de Estado, por una política irresponsable de Allende. Si es cierto que quizás se cometieron errores, y que para el apoyo que tenía eran medidas muy agresivas, pero se limitó a llevar a cabo sus proyectos. Y la situación a la que se llegó, fue altamente promovida por al CIA y los sectores económicos que no querían perder sus amplias porciones de cake.

Espero que cuando vaya a visitar a Celia, en alguna de estas semanas pueda verlo y discutir con Usted de política, será interesante, me gustan los retos ;)
Un abrazo de nuevo.

Isidoro -

Todos llevaron la situación a un punto de no retorno, pero quien tenía el poder ejecutivo era Allende. Habá una operación política en su contra, pero él nunca gobernó para aplacarla sino todo lo contrario...

Un saludo don Roberto.

Roberto -

Y Pinochet no violó la libertad constitucional y ahi ni los yankis ni nadie dijo nada?? se habla de violar porque era marxista y punto.

Isidoro -

Bueno, quién mejor que el Parlamento de Chile (que inicialmente había apoyado mayoritariamente el gobierno de la Unidad Popular de Allende) para narrar los desmanes del presidente Allende:

El siguiente acuerdo fue aprobado por 81 votos contra 47 en la cámara de diputados chilena el 22 de agosto de 1973. En él se explicitan los actos antiliberales, antidemocráticos y anticonstitucionales de Salvador Allende, al que aún siguen algunos considerando un demócrate ejemplar.

Considerando:

1º Que es condición esencial para la existencia de un Estado de Derecho que los Poderes Públicos, con pleno respeto al principio de independencia recíproca que los rige, encuadren su acción y ejerzan sus atribuciones dentro de los marcos que la Constitución y las leyes les señalan, y que todos los habitantes del país puedan disfrutar de las garantías y derechos fundamentales que les asegura la Constitución Política del Estado;

2º Que la juridicidad del Estado chileno es patrimonio del pueblo que en el curso de los años ha ido plasmando en ella el consenso fundamental para su convivencia y atentar contra ella es, pues, destruir no sólo el patrimonio cultural y moral de nuestra nación sino que, en la práctica, negar toda posibilidad de vida democrática;

3º Que son estos valores y principios los que se expresan en la Constitución Política del Estado que, de acuerdo a su artículo 2º, señala que la soberanía reside esencialmente en la nación y que las autoridades no pueden ejercer más poderes que los que ésta les delegue y, en el artículo 3º, se deduce que un Gobierno que se arrogue derechos que el pueblo no le ha delegado, incurre en sedición;

4º Que el actual Presidente de la República fue elegido por el Congreso Pleno previo acuerdo en torno a un estatuto de garantías democráticas incorporado a la Constitución Política, el que tuvo como preciso objeto asegurar el sometimiento de la acción de su Gobierno a los principios y normas del Estado de Derecho, que él solemnemente se comprometió a respetar;

5º Que es un hecho que el actual Gobierno de la República, desde sus inicios, se ha ido empeñando en conquistar el poder total, con el evidente propósito de someter a todas las personas al más estricto control económico y político por parte del Estado y lograr de ese modo la instauración de un sistema totalitario, absolutamente opuesto al sistema democrático representativo, que la Constitución establece;

6º Que, para lograr este fin, el Gobierno no ha incurrido en violaciones aisladas de la Constitución y de la ley, sino que ha hecho de ellas un sistema permanente de conducta, llegando a los extremos de desconocer y atropellar sistemáticamente las atribuciones de los demás Poderes del Estado, violando habitualmente las garantías que la Constitución asegura a todos los habitantes de la República, y permitiendo y amparando la creación de poderes paralelos, ilegítimos, que constituyen un gravísimo peligro para la nación, con todo lo cual ha destruido elementos esenciales de la institucionalidad y del Estado de Derecho;

7º Que, en lo concerniente a las atribuciones del Congreso Nacional, depositario del Poder Legislativo, el Gobierno ha incurrido en los siguientes atropellos:

a) Ha usurpado al Congreso su principal función, que es la de legislar, al adoptar una serie de medidas de gran importancia para la vida económica y social del país, que son indiscutiblemente materia de ley, por decretos de insistencia dictados abusivamente o por simples resoluciones administrativas fundadas en "resquicios legales", siendo de notar que todo ello se ha hecho con el propósito deliberado y confeso de cambiar las estructuras del país, reconocidas por la legislación vigente, por la sola voluntad del Ejecutivo y con prescindencia absoluta de la voluntad del legislador;

b) Ha burlado permanentemente las funciones fiscalizadoras del Congreso Nacional al privar de todo efecto real a la atribución que a éste le compete para destinar a los Ministros de Estado que violan la Constitución o la ley o cometen otros delitos o abusos señalados en la Carta Fundamental, y

c) Por último, lo que tiene la más extraordinaria gravedad, ha hecho "tabla rasa" de la alta función que el Congreso tiene como Poder Constituyente, al negarse a promulgar la reforma constitucional sobre las tres áreas de la economía, que ha sido aprobada con estricta sujeción a las normas que para ese efecto establece la Carta Fundamental;

8º Que, en lo que concierne al Poder Judicial, ha incurrido en los siguientes desmanes:

a) Con el propósito de minar la autoridad de la magistratura y de doblegar su independencia, ha capitaneado una infamante campaña de injurias y calumnias contra la Excma. Corte Suprema y ha amparado graves atropellos de hecho contra las personas y atribuciones de los jueces;

b) Ha burlado la acción de la justicia en los casos de delincuentes que pertenecen a partidos y grupos integrantes o afines del Gobierno, ya sea mediante el ejercicio abusivo del indulto, o mediante el incumplimiento deliberado de órdenes de detención;

c) Ha violado leyes expresas y ha hecho "tabla rasa" del principio de separación de los Poderes, dejando sin aplicación las sentencias o resoluciones judiciales contrarias a sus designios y, frente a las denuncias que al respecto ha formulado la Excma. Corte Suprema, el Presidente de la República ha llegado al extremo inaudito de arrogarse en tesis el derecho de hacer un "juicio de méritos" a los fallos judiciales, determinando cuándo éstos deben ser cumplidos;

9º Que, en lo que se refiere a la Contraloría General de la República --un organismo autónomo esencial para el mantenimiento de la juridicidad administrativa-- el Gobierno ha violado sistemáticamente los dictámenes y actuaciones destinados a representar la ilegalidad de los actos del Ejecutivo o de entidades dependientes de él;

10º Que entre los constantes atropellos del Gobierno a las garantías y derechos fundamentales establecidos en la Constitución, pueden destacarse los siguientes:

a) Ha violado el principio de igualdad ante la ley, mediante discriminaciones sectarias y odiosas en la protección que la autoridad debe prestar a las personas, los derechos y los bienes de todos los habitantes de la República, en el ejercicio de las facultades que dicen relación con la alimentación y subsistencia y en numerosos otros aspectos, siendo de notar que el propio Presidente de la República ha erigido estas discriminaciones en norma fundamental de su Gobierno, al proclamar desde el principio que él no se considera Presidente de todos los chilenos;

b) Ha atentado gravemente contra la libertad de expresión, ejerciendo toda clase de presiones económicas contra los órganos de difusión que no son incondicionales adeptos del Gobierno; clausurando ilegalmente diarios y radios; imponiendo a estas últimas "cadenas" ilegales; encarcelando inconstitucionalmente a periodistas de oposición; recurriendo a maniobras arteras para adquirir el monopolio del papel de imprenta, y violando abiertamente las disposiciones legales a que debe sujetarse el Canal Nacional de Televisión, al entregarlo a la dirección superior de un funcionario que no ha sido nombrado con acuerdo del Senado, como lo exige la ley, y al convertirlo en instrumento de propaganda sectaria y de difamación de los adversarios políticos;

c) Ha violado el principio de autonomía universitaria y el derecho que la Constitución reconoce a las Universidades para establecer y mantener estaciones de televisión, al amparar la usurpación del Canal 9 de la Universidad de Chile, al atentar por la violencia y las detenciones ilegales contra el nuevo Canal 6 de esa Universidad, y al obstaculizar la extensión a provincias del Canal de la Universidad Católica de Chile;

d) Ha estorbado, impedido y, a veces, reprimido con violencia el ejercicio del derecho de reunión por parte de los ciudadanos que no son adictos al régimen, mientras ha permitido constantemente que grupos a menudo armados, se reúnan sin sujeción a los reglamentos pertinentes y se apoderen de calles y caminos para amedrentar a la población;

e) Ha atentado contra la libertad de enseñanza, poniendo en aplicación en forma ilegal y subrepticia, a través del llamado Decreto de Democratización de la Enseñanza, un plan educacional que persigue como finalidad la concientización marxista;

f) Ha violado sistemáticamente la garantía constitucional del derecho de propiedad, al permitir y amparar más de 1.500 "tomas" ilegales de predios agrícolas, y al promover centenares de "tomas" de establecimientos industriales y comerciales para luego requisarlos o intervenirlos ilegalmente y constituir así, por la vía del despojo, el área estatal de la economía; sistema que ha sido una de las causas determinantes de la insólita disminución de la producción, del desabastecimiento, el mercado negro y el alza asfixiante del costo de la vida, de la ruina del erario nacional y, en general, de la crisis económica que azota al país y que amenaza el bienestar mínimo de los hogares y compromete gravemente la seguridad nacional;

g) Ha incurrido en frecuentes detenciones ilegales por motivos políticos, además de las ya señaladas con respecto a los periodistas, y ha tolerado que las víctimas sean sometidas en muchos casos a flagelaciones y torturas;

h) Ha desconocido los derechos de los trabajadores y de sus organizaciones sindicales o gremiales, sometiéndolos, como en el caso de El Teniente o de los transportistas, a medios ilegales de represión;

i) Ha roto compromisos contraídos para hacer justicia con trabajadores injustamente perseguidos como los de Sumar, Helvetia, Banco Central, El Teniente y Chuquicamata; ha seguido una arbitraria política de imposición de las haciendas estatales a los campesinos, contraviniendo expresamente la Ley de Reforma Agraria; ha negado la participación real de los trabajadores de acuerdo a la Reforma Constitucional que les reconoce dicho derecho; ha impulsado el fin de la libertad sindical mediante el paralelismo político en las organizaciones de los trabajadores;

j) Ha infringido gravemente la garantía constitucional que permite salir del país, estableciendo para ello requisitos que ninguna ley contempla.

11º Que contribuye poderosamente a la quiebra del Estado de Derecho, la formación y mantenimiento, bajo el estímulo y la protección del Gobierno, de una serie de organismos que son sediciosos porque ejercen una autoridad que ni la Constitución ni la ley les otorgan, con manifiesta violación de lo dispuesto en el artículo 10 Nº 16 de la Carta Fundamental, como por ejemplo, los Comandos Comunales, los Consejos Campesinos, los Comités de Vigilancia, las JAP, etc.; destinados todos a crear el mal llamado "Poder Popular", cuyo fin es sustituir a los Poderes legítimamente constituidos y servir de base a la dictadura totalitaria, hechos que han sido públicamente reconocidos por el Presidente de la República en su último Mensaje Presidencial y por todos los teóricos y medios de comunicación oficialistas;

12º Que en la quiebra del Estado de Derecho tiene especial gravedad la formación y desarrollo, bajo el amparo del Gobierno, de grupos armados que, además de atentar contra la seguridad de las personas y sus derechos y contra la paz interna de la Nación, están destinados a enfrentarse contra las Fuerzas Armadas; como también tiene especial gravedad el que se impida al Cuerpo de Carabineros ejercer sus importantísimas funciones frente a las asonadas delictuosas perpetradas por grupos violentistas afectos al Gobierno. No pueden silenciarse, por su alta gravedad, los públicos y notorios intentos de utilizar a las Fuerzas Armadas y al Cuerpo de Carabineros con fines partidistas, quebrantar su jerarquía institucional e infiltrar políticamente sus cuadros;

13º Que al constituirse el actual Ministerio, con participación de altos miembros de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros, el Excmo. señor Presidente de la República lo denominó "de seguridad nacional" y le señaló como tareas fundamentales las de "imponer el orden político" e "imponer el orden económico", lo que sólo es concebible sobre la base del pleno restablecimiento y vigencia de las normas constitucionales y legales que configuran el orden institucional de la República;

14º Que las Fuerzas Armadas y el Cuerpo de Carabineros son y deben ser, por su propia naturaleza, garantía para todos los chilenos y no sólo para un sector de la Nación o para una combinación política. Por consiguiente, su presencia en el Gobierno no puede prestarse para que cubran con su aval determinada política partidista y minoritaria, sino que debe encaminarse a restablecer las condiciones de pleno imperio de la Constitución y las leyes y de convivencia democrática indispensable para garantizar a Chile su estabilidad institucional, paz civil, seguridad y desarrollo;

15º Por último, en el ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 39 de la Constitución Política del Estado

LA CAMARA DE DIPUTADOS ACUERDA:

PRIMERO: Representar a S.E. el Presidente de la República y a los señores Ministros de Estado y miembros de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros, el grave quebrantamiento del orden constitucional y legal de la República que entrañan los hechos y circunstancias referidos en los considerandos Nºs 5 a 12 precedentes;

SEGUNDO: Representarles, asimismo, que, en razón de sus funciones, del juramento de fidelidad a la Constitución y a las leyes que han prestado y, en el caso de dichos señores Ministros, de la naturaleza de las instituciones de las cuales son altos miembros y cuyo nombre se ha invocado para incorporarlos al Ministerio, les corresponde poner inmediato término a todas las situaciones de hecho referidas, que infringen la Constitución y las leyes, con el fin de encauzar la acción gubernativa por las vías del Derecho y asegurar el orden constitucional de nuestra patria y las bases esenciales de convivencia democrática entre los chilenos;

TERCERO: Declarar que, si así se hiciere, la presencia de dichos señores Ministros en el Gobierno importaría un valioso servicio a la República. En caso contrario, comprometerían gravemente el carácter nacional y profesional de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros, con abierta infracción a lo dispuesto en el artículo 22 de la Constitución Política y con grave deterioro de su prestigio institucional, y

CUARTO: Transmitir este acuerdo a S.E. el Presidente de la República y a los señores Ministros de Hacienda, Defensa Nacional, Obras Públicas y Transportes y Tierras y Colonización.

Roberto -

Lo primero que comenta, sobre su valentía y coraje es incontestable.
Respecto a lo demás, lamento no estar de acuerdo con usted puesto que ese caos del que habla, no fue debido a la política de Allende, sino que estamos hablando de un Chile sometido a presiones procedente de multinacionales y por supuesto del gobierno yanki, que en plan Guerra Fría no iba a consentir que en su patio trasero (que es como siempre nos han considerado los yanki a Latinoamérica)se montará tremendo guaguacón...
Habla de nacionalizar y lo relaciona con la inflación, perdoneme si no soy docto en economía pero no me parece que haya una relación directa, siendo esta afirmación desde mi punto de vista tendenciosa. Me parece correcto la nacionalización de empresas, siempre que hablemos de industrias vitales para el país, y que sean aquellas que aporten a la sociedad bienes de consumo de 1ª o 2ª necesidad.
Sobre lo del indulto, perdoneme decirle que ha caído en un error y una exageración, tal y como demuestran documentos fácilmente consultables así como lo de los grupos armados de izquierda y derecha, que fueron financiados por obra y gracia del gran imperio Yanki.
La historia de Latinoamérica ahora empieza a cambiar, porque como decía el Che "ahora empiezan a escribir ellos mismos su propia historia" pero durante muchos años la opción era o Dictadura capitalista, o dictadura capitalista, ya que al señor yanki(fuera cual fuera el residente de la Casa Blanca) no le interesaba tener en su patio, cerquita al "MONSTRUO COMUNISTA" y poder hacer y deshacer en su patio a su antojo.
No digo nada más porque he de irme...
Por cierto saludos don Isidoro ;)

Isidoro -

Sin duda Allende mostró una gran valentía personal afrontando lo que sabía era el último día de su vida. Eso siempre merecerá un respeto.

Por otro lado Allende llevó a su país al caos mediante ese intento suyo de, en base a un resultado electoral muy ajustado (Allende sólo aventajó en alrededor de 39.000 votos a Jorge Alessandri), llevar a Chile al marxismo "por la senda democrática". Un concepto éste (el de que una victoria electoral legitima para operar grandes cambios soxiales y constitucionales) que pervierte la democracia misma: puesto que en la democracia no va sólo implícito el voto sino los controles a la voluntad del ganador. En otras palabras: Allende puso en jaque el pluralismo político y mediante sus medidas de gobierno, nos guste o no, llevó al país al borde de la guerra civil.

Entre los muchos errores achacables a Allende no sólo debe citarse el haber nacionalizado diversas industrias vitales del país (llevando a los chilenos a un nivel alarmante de desempleo e inflación) sino la temeraria fundación de grupos armados de paramilitares de izquierdas así como el abuso de la potestad presidencial del indulto: que llevó a Allende a indultar un número elevadísimo de delincuentes de sangre que eran, claro, de izquierdas.

El sagrado deber del poder ejecutivo es favorecer y garantizar la paz en el territorio sobre el que proyecta su poder. Allende optó por hacer exatamente lo contrario: forzar "la máquina de la historia" mediante actos desestabilizadores.

Como anécdota comentar que Alende, siendo doctor, realizó su tesis doctoral sobre higiene racial antisemita.

Roberto -

Discurso de cabecera de toda persona que ame la libertad y odie el fascismo que representa el capital monopolista, que fue el causante de esta muerte, como causa muchas otras.

Esta noche te llamó yo que ya metí monedas en el móvil :D y ya concreto días para hacerte una visita, espero no ser inoportuno, pero tengo muchisimas ganas de volver a verte chinita :D
Eso seguro me dará ánimos para sobrellevar esta situación...
Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres