Blogia
mientrashayaluz

Una cumbre que sólo deja dialogar a los hombres

"A día de hoy las mujeres todavía somos marginadas de muchas esferas de la vida pública, como se puede ver. Una cumbre para el diálogo, no puede excluír la representatividad de la mitad de la población mundial, porque a buen seguro no será un diálogo completo y constructivo. A pesar, de lo que digan muchas retrógados que tengo por desgracia cerca, a las mujeres nos queda mucho por hacer" (mientrashayaluz)

______

Un líder indio denuncia que no hay mujeres ponentes en la Conferencia Internacional del Diálogo

"Se busca a mujeres para participar en una conferencia que promueve el diálogo entre culturas y religiones, y que trata de temas como la ética, la familia, la corrupción y la protección del medio ambiente". "Lo siento, sólo acompaño a mi marido", dice una neoyorquina; "No puedo hablar en nombre del maestro, soy su traductora", responde una monja china;

"¡También busco a mujeres!", exclama una periodista libanesa. El hotel Auditorium de Madrid, donde se celebra desde el miércoles la Conferencia Internacional del Diálogo, no parecía ayer ser el mejor sitio para colgar un anuncio semejante. Entre los más de 200 participantes e invitados oficiales a la conferencia, sólo hay cuatro mujeres. Ninguna de ellas es ponente."Gracias, hermanos y hermanas, aunque no vea aquí a muchas hermanas". Los asistentes llevaban casi dos horas escuchando a intelectuales hombres hablar de "la importancia del diálogo en la sociedad" cuando Swami Agnivesh, líder de Arya Samaj -movimiento reformista del hinduismo en la India-, pidió la palabra y apuntó una obviedad: "La mujer representa a más de la mitad de la humanidad. En el futuro, las conferencias de este tipo deben reflejarlo". Aplausos generales. Y después nada, los conferenciantes ni siquiera hablaron del tema.

Dos españolas invitadas

De las más de 200 personas que participan en la Conferencia Internacional del Diálogo, 34 tienen una ponencia. La mayoría de ellos son líderes religiosos o presidentes de institutos que trabajan para la convivencia. Todos son hombres.

En la lista de invitados de la organización hay dos mujeres: Gema Martín Muñoz, directora de Casa Árabe, y Margaret Ann Cone, del Instituto para la Paz y el Desarrollo de Oriente Medio, quienes no acudieron ayer a los actos de la mañana. Las que sí estaban y fueron oficialmente invitadas, aunque sus nombres están fuera de la lista, eran Amparo Sánchez Rosell, presidenta del Centro Cultural Islámico de Valencia, y Aminata Sow Fall, escritora senegalesa.

Nada más salir de la sala de conferencias, el indio Swami Agnivesh fue saludado por la mayoría de las mujeres que asistían. No eran más de 20, y entre ellas había periodistas españolas y extranjeras, estudiantes madrileñas, acompañantes de los invitados y fieles del Centro Islámico de Madrid. "Lo que dijo usted es fundamental", agradeció Sánchez Rosell a Agnivesh. "El papel de la mujer en el diálogo es obvio, pues siempre hicimos de mediadoras. Cuando hay un problema en la familia, se acude a la mujer para arreglarlo", apuntó Sánchez Rosell.

Los organizadores no quisieron ayer explicar la ausencia de mujeres en las mesas redondas. Considerado como uno de los estados más represivos con las mujeres -sin derecho a votar ni a conducir y obligadas a cubrirse con una larga túnica negra-, Arabia Saudí intentó en los últimos años fomentar el debate sobre el papel de la mujer, aunque el liderazgo religioso se opuso. Ayer, al final de la conferencia, una mujer cogió el micrófono: "Soy musulmana y no entiendo por qué se nos discrimina en nombre del Islam".

Aminata Sow Fall, escritora de Senegal: «Deberían darnos yala palabra»


¿Qué opina de la Conferencia del Diálogo?


Siempre pensé que el diálogo era necesario entre los pueblos. Así aprenderemos a respetarnos los unos a los otros. Las religiones -que pueden ser un tema delicado de tratar- deben conocerse.

¿Cómo explica la ausencia de mujeres?


Es una pena que no haya más. La mujer debe jugar su papel en el mundo, aunque tampoco creo en su fuerza de reivindicación. La evolución debe hacerse de manera natural.

¿Se opone entonces a medidas para mejorar la situación de la mujer?

Si se adoptan medidas específicas para las mujeres, se las discriminará más, porque no se las respetará como a los hombres. Las mujeres deben actuar para que dejemos de considerarlas inferiores.

¿Qué propone?

Las mujeres deben tener las mismas oportunidades que los hombres, como el acceso a la educación. En mi país, es la mujer quien transmite la cultura. El problema son las mentalidades, que no cambian, las costumbres. Son ellas mismas quienes transmiten una imagen de la mujer menospreciada. El acceso a la cultura es el mejor mecanismo para que las cosas cambien.

¿No tiene ganas de decir esto en la Conferencia?

¡Claro que sí! Pero no tengo que pedir la palabra, deben dármela. 
FUENTE: PÚBLICO
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres