Blogia
mientrashayaluz

Poesía

Pablo Neruda.

Poema XVIII
Aquí te amo.
En los oscuros pinos se desenreda el viento.
Fosforece la luna sobre las aguas errantes.
Andan días iguales persiguiéndose.

Se descine la niebla en danzantes figuras.
Una gaviota de plata se descuelga del ocaso.
A veces una vela. Altas, altas estrellas.

O la cruz negra de un barco.
Solo.

A veces amanezco, y hasta mi alma esta húmeda.
Suena, resuena el mar lejano.
Este es un puerto.
Aquí te amo.

Aquí te amo y en vano te oculta el horizonte.
Te estoy amando aún entre estas frías cosas.
A veces van mis besos en esos barcos graves,
que corren por el mar hacia donde no llegan.

Ya me veo olvidado como estas viejas anclas.
son más tristes los muelles cuando atraca la tarde.
Se fatiga mi vida inútilmente hambrienta.
Amo lo que no tengo. Estás tú tan distante.

Mi hastío forcejea con los lentos crepúsculos.
Pero la noche llega y comienza a cantarme.
La luna hace girar su rodaje de sueño.

Me miran con tus ojos las estrellas más grandes.
Y como yo te amo, los pinos en el viento,
quieren cantar tu nombre con sus hojas de alambre.
 
Extraído de "Veinte poemas de amor y una canción desesperada".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Una vez más de nuevo con máscara...

"Me pregunto si en el fondo todo esto tiene alguna razón de ser, por la cual tengo un merecido castigo. Seguro que hemos de pagar el daño infringido o producido a otros.

Pero yo ya no me reconozco ni en mis palabras, ni en mis hechos. Ya tan sólo puedo quedar en evidencia ante el mundo, y demostrar un alma patética llena de miedos, errores y torturas.

He perdido mi mejor espíritu, el que me definió, ese genio que nos hace grandes a los hombres; ha quedado de mi sólo el resto que deja tras de sí la profunda cobardía y el miedo al dolor.

Pero todo esto ha terminado, me pondré mi mejor máscara, esa que nadie acierta a adivinar, y podré estar sufriendo un dolor inmenso, pero nunca jamás nadie volverá a saber de mi sufrir, nunca jamás nadie volverá a tener mi corazón por entero, y tú nunca jamás volverás a ver en mi ojos un resto de amor, porque he comprendido después de todo, que no eres merecedor del mismo"

(F.CH)

Si eso no lo has entendido...

Aunque no hubiera estado esperando, aunque te hubiera cerrado la puerta, deberías haber recordado que nadie puede cerrar las puertas al Amor para siempre. El juez injusto del Evangelio acaba por levantarse para dar una decisión justa porque la justicia llama todos los días as su puerta; y de noche el amigo cuyo corazón no hay amistad de verdad cede al cabo ante su amigo “por su importunidad”. No hay cárcel en el mundo que el Amor no pueda asaltar. Si eso no lo has entendido, es que no has entendido nada del Amor.

¿Para qué sirve el olvido?

"para eso está el olvido o trasmutar el recuerdo en cualquier otro peligro si es otoño / en primavera si es invierno / en el estío si es desamor / en amor y si es amor / en delirio si es ordenanza / en azar y si es azar / en destino lo malo que poseemos en lo bueno que perdimos es un modo de arrojar por la borda lo prohibido y aunque extraviemos los nombres incautarnos de sus símbolos y archivar al pobre dios como asunto concluido es un modo de quedarse frente a frente con el niño que fuimos alguna vez sin saberlo y sin sufrirlo una forma de asumir señales muros y mitos y no morir de nostalgia ni asomarnos al abismo"

(Mario Benedetti)

Adiós!

Hace tiempo que le dije adiós al rencor

De alguna manera u otra

Ya no cabía en mi

 

 

Todos aquellos dolores pasados

Las cicatrices, las heridas

La soledad, las lágrimas

Quedaron enterradas

En el sepulcro del olvido

 

Los escombros del pasado

Ya no están presentes en los cimientos

Ni en las construcciones del presente

 

Ya no se me antoja imposible

Vivir sin recordar

Vivir sin el dolor

Vivir sin sentir que con cada

Bocanada de aire

Se mi iba mi existir

 

No me arrepiento de haberte querido

Ya no sé si amado

Pero si te reprocho

El haberme clavado

La daga de la desconfianza

Del miedo

Y el saber que

Un día sin previo aviso

Puede llegar el desamor

 

Me alegro de dejar pasar

Lo que pasó

De no pensar en el porvenir de

Mi pasado

Sino en mi presente

Lleno de luz

De noches estrelladas

De atardeceres cálidos

De besos tiernos

De caricias suaves

De ojos limpios

De miradas y sonrisas cómplices

De abrazos reconfortantes

De...VIDA

La vida a veces. Jaime Gil de Biedma

La vida a veces. Jaime Gil de Biedma

 La vida a veces es tan breve
y tan completa que un minuto
- cuando me dejo y tú te dejas -
va más aprisa y dura mucho.

La vida a veces es más rica.
Y nos convida a los dos juntos
a su palacio, entre semana,
o los domingos a dar tumbos.

La vida entonces, ya se cuenta
por unidades de amor tuyo,
tan diminutas que se olvidan
en lo feliz, en lo confuso.

La vida a veces es muy poco
y tan intensa -si es tu gusto-
Hasta el dolor que tú me haces
da otro sentido a ser del mundo.

La vida; luego, ya es nosotros
hasta el extremo más inmundo.

Porque quererse es un castigo
y es un abismo vivir juntos

Yo no te pido

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar
sólo te pido que tú quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar
el futuro algún día llegará
y del presente
qué le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

(Mario Benedetti)




Así como del fondo de la música
brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio
otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes,
y queremos gritar y en la garganta
se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen.

(Octavio Paz)

Corazón, coraza

"...aunque esta herida duela como dos..."

Recitados por Mario Benedetti

Mi estrategia es más sencilla

que un dia cualquiera no sé como

ni cuando

ME NECESITES.....

Soledad. Mario Benedetti

Este poema se lo dedico a la persona que todos los días consigue alejar la soledad de mi vida. Gracias Isi :)

Ellos tienen razón
esa felicidad
al menos con mayúscula
no existe
ah pero si existiera con minúscula
seria semejante a nuestra breve
presoledad

después de la alegría viene la soledad
después de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad

ya se que es una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese durable minuto
uno se siente
solo en el mundo

sin asideros
sin pretextos
sin abrazos
sin rencores
sin las cosas que unen o separan
y en es sola manera de estar solo
ni siquiera uno se apiada de uno mismo

los datos objetivos son como sigue

hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos

claro que la soledad no viene sola

si se mira por sobre el hombro mustio
de nuestras soledades
se vera un largo y compacto imposible
un sencillo respeto por terceros o cuartos
ese percance de ser buenagente

después de la alegría
después de la plenitud
después del amor
viene la soledad

conforme
pero
que vendrá después
de la soledad

a veces no me siento
tan solo
si imagino
mejor dicho si se
que mas allá de mi soledad
y de la tuya
otra vez estas vos
aunque sea preguntándote a solas
que vendrá después
de la soledad.

(Mario Benedetti)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Rafael Alberti

Rafael Alberti

DESAHUCIO

Ángeles malos o buenos,
que no sé,
te arrojaron en mi alma.
Sola,
sin muebles y sin alcobas,
deshabitada.
De rondón, el viento hiere
las paredes,
las más finas, vítreas láminas.
Humedad. Cadenas. Gritos.
Ráfagas.
Te pregunto:
¿cuándo abandonas la casa,
dime,
qué ángeles malos, crueles,
quieren de nuevo alquilarla?
Dímelo.

La gente que me gusta...

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite, huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de Dios.

Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de si, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme. La gente que tiene tacto. Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.
A éstos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor. La gente que nunca deja de ser aniñada.

Me gusta la gente que con su energía contagia.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

La gente que lucha contra adversidades. Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente.

La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni como lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.

Me gusta la gente que tiene personalidad.

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegria, la humildad, la Fé, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduria, los sueños, la humildad, el arrepentimiento, y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.

Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mi me doy por bien retribuido

La gloria no consiste en no caer nunca, si no mas bien en levantarse todas las veces que sea necesario.
Y ESO ES ALGO QUE MUY POCA GENTE TIENE EL PRIVILEGIO DE PODER EXPERIMENTAR.

Bien aventurados aquellos que ya consiguieron recibir con la misma naturalidad el ganar o el perder, el acierto y el error, el triunfo y la derrota...

(Mario Benedetti)

Recuerdos...

Poema atribuído a Borges con el título de Dime, pero cuyo autor es Gustavo Alejandro Castiñeiras, y su título es Recuerdos. :)

Dime por favor donde no estás
en qué lugar puedo no ser tu ausencia
dónde puedo vivir sin recordarte,
y dónde recordar, sin que me duela.

Dime por favor en que vacío,
no está tu sombra llenando los centros;
dónde mi soledad es ella misma,
y no el sentir que tú te encuentras lejos.

Dime por favor por qué camino,
podré yo caminar, sin ser tu huella;
dónde podré correr no por buscarte,
y dónde descanzar de mi tristeza.

Dime por favor cuál es la noche,
que no tiene el color de tu mirada;
cuál es el sol, que tiene luz tan solo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime por favor donde hay un mar,
que no susurre a mis oídos tus palabras.

Dime por favor en qué rincón,
nadie podrá ver mi tristeza;
dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Dime por favor cuál es la noche,
en que vendrás, para velar tu sueño;
que no puedo vivir, porque te extraño;
y que no puedo morir, porque te quiero.
(Gustavo Alejandro Castiñeiras)

Rudyard Kipling

Si puedes mantener la cabeza cuando todos a tu alrededor

Pierden la suya y por ello te culpan,

Si puedes confiar en ti cuando de ti todos dudan,

Pero admites tus dudas;

Si puedes esperar sin cansarte en la espera,

O ser mentido, no pagues con mentiras,

O ser odiado, no des lugar al odio,

Y – aún- no parezcas ni demasiado bueno, ni demasiado sabio.

Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu maestro,

Si puedes pensar y no hacer de las ideas tu objetivo,

Si puedes encontrarte  con el Triunfo y el Desastre

Y tratar de la misma manera a los dos farsantes;

Si puedes admitir la verdad que has dicho

Engañado por bribones que hacen trampas para tontos.

O mirar las cosas que en tu vida has puesto, rotas,

Y agacharte y reconstruirlas con herramientas viejas.

 

Si puedes arrinconar todas tus victorias

Y arriesgarlas por un golpe de suerte,

Y perder, y empezar de nuevo desde el pincipio

Y nunca decir nada de lo que has perdido;

Si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones

Para jugar  tu turno tiempo después de que se hayan gastado,

Y así resistir cuando no te quede nada

Excepto la Voluntad que les dice: “Resistid”.

Si puedes hablar con multitudes y mantener tu virtud,

O pasear con reyes y no perder el sentido común,

Si los enemigos y los amigos no pueden herirte,

Y todos cuentan  contigo, pero ninguno demasiado;

Si puedes llenar el minuto inolvidable

Con los setenta segundos que lo recorren.

Tuya es la Tierra y todo lo que en ella habita,

y- lo que es más- serás hombre, hijo.

Me pregunto...

Me pregunto...

"Me pregunto dónde estás...me pregunto cuando me acuerdo que es de tu vida sea el lugar en el que estés...después de todo, todo ha quedado en nada...han pasado los meses y años, y lo único que ha permanecido han sido recuerdos corruptos por el tiempo, y un hondo silencio. El silencio que siempre vuelve y nos envuelve, sea como sea, siempre consigue inundarnos de una profunda soledad.
Después de todo, es posible que nunca se me hayan cerrado de forma última las heridas, quizás nunca cicatricen aquellas que nos marcan el alma para siempre, que señalizan y advierten de peligros, ya cuando es tarde, o ya cuando no los hay.
Entonces empieza el reino del miedo, y es ahí donde nos perdemos. Me preguntó si tú, habrás sentido lo mismo, si yo pude dejarte grabado a fuego mi nombre, si es que no soy una página de un viejo libro, que te has olvidado de releerla en la edición de los recuerdos.
El miedo que nos produce volver a intentarlo, volver a querer después de haberlo hecho y fracasar, después de haberlo dado todo, hasta la última gota de tu vida. Me doy cuenta que sigo anclado en el pasado, vivo en él desde hace mucho tiempo, más aún cuando delante de mi, sólo veo esa soledad maldita...porque sin ti, todo se quedó vacío de sentido, de sentimiento, de deseo salvaje, de puro amor, de querer sin pensar que todo se termina, que todo queda en nada, que todo muere como nosotros mismos, y el amor muere a veces de pena, a veces de usarlo, a veces de abusar de él, a veces de no estar a la altura, a veces de no aprender, a veces de no escuchar, a veces de agredir, a veces de desilusiones, a veces de silencios, a veces de comodidad, a veces de no perdonar, a veces de no saber pedir perdón, a veces de orgullo, a veces de verguenza, a veces de egoísmo, a veces de derrota, a veces de distancia, a veces de aburrimiento......¿cuál ha sido el motivo para que tú me hayas dejado de amar, cuando tantas veces me decías amor de mi vida?¿cuál ha sido el motivo para que haya desaparecido tu deseo, tus miradas limpias llenas de ternura? a veces, ocurre que el amor sin avisar se muere...pero yo todavía sigo enterrando los pedazos de ese amor taciturno y extraño que tú y yo compartimos, los pedazos de mis sueños, de mis esperanzas, de las sonrisas y las caricias que te dediqué, sigo todavía enterrando la sensación de nada que tengo sin tí, sigo enterrando el rencor, el odio...lo único que no puedo enterrar es que si que si volvieras a mis brazos, te daría todo de nuevo a sabiendas de que, si de nuevo dijeras quererme, sería falso y que solo querrías acompañar tu soledad...tu amor ya estaba muerto...y me dijiste adiós cuando ya no te tenía hace mucho tiempo, te habías marchado a otros brazos, a otros ojos, a otras miradas...yo ya no te servía, y era eso...pasado y nada...
Como decía Benedetti, melancolía va, melancolía viene....vamos arrastrando nuestros fantasmas durante la vida como condena necesaria...a menos que la cobardía no nos deje seguir adelante.
Yo he conformado mi suerte, si así se puede llamar, yo he decidido sufrir y morir por encima de otras cosas, porque amo, sin ser amado, porque deseo y siento sin encontrar modo alguno de arrancarme de dentro los dolores que me deja el tiempo.
Odio y amo y muero, me intento convencer que ya pasó...pero no ...sigues ahí tan presente como siempre, en mis recuerdos, en mi alma, en mis heridas y mis anhelos...y si tenías mucha razón, no supe amarte, no supe quererte...no supe que merecías la pena corazón....si hubiese hecho más....si te hubiese querido menos...todo hubiera sido diferente...
Y hoy me sigo preguntando donde estarás, si pensarás en mi, si te arrepientes de haberme dicho adiós...y luego me respondo....que más da....ya no te quería....y sigo pensando y pienso...quizás ya no sea amor...sino simple y llanamente estúpida melancolía....pero ¡dios! como duele la melancolía..."
(R.F)

NOCTURNO

NOCTURNO

Esta noche ha vuelto la lluvia sobre los cafetales.
Sobre las hojas de plátano,
sobre las altas ramas de los cámbulos,
ha vuelto a llover esta noche agua persistente y vastísima
que crece las acequias y comienza a henchir los ríos
que gimen con su nocturna carga de lodos vegetales.
La lluvia sobre el cinc de los tejados
canta su presenciay me aleja del sueño
hasta dejarme en un crecer de las aguas sin sosiego,
en la noche fresquísima que chorrea
por entre la bóveda de los cafetos
y escurre por el enfermo tronco de los balsos gigantes.
Ahora, de repente, en mitad de la noche
ha regresado la lluvia sobre los cafetales
y entre el vocerío vegetal de la aguas
me llega la intacta materia de otros días
salvada del ajeno trabajo de los años.

(Álvaro Mutis)

Ahora...

Ahora...

"Más que nunca ahora lo he comprendido, y tenías razón que con el tiempo lo entendería. Porque ahora lo siento, lo palpo, es una sensación extraña entre la felicidad absoluta y el miedo más aterrador. Miedo a que un día, no pueda sino más que mirar el abismo que se me antoja será ese silencio, ausente de palabras, caricias y besos. Ahora entiendo tus palabras, y comprendo tus miedos...sólo ahora.

Ahora ya no puedo sino más que esperar a que el destino sea benevolente esta vez . He probado la hiel, y no quiero, no claro que no, volver a saborear el amargo dolor de ayer. Ahora te entiendo sí. Ahora entiendo tus lágrimas, entiendo tu dolor, entiendo tu horror...comprendo que la ausencia lastima, y que la soledad no es una compañia comparable.

Ahora me toca a mí, contarte y decirte, hablarte de mis anhelos, de mis sueños...y de mi MIEDO....ahora me toca a mi hablar del vacío y de la plenitud, de la felicidad y del horror, de la soledad y de la virtud..

Ahora puedo hablarte, comprenderte y entenderte, sólo ahora...ahora puedo explicarte lo que he aprendido sobre la bondad y la maldad, sobre la hipocresía y la sinceridad, sobre la derrota y y la victoria, de la lucha o el abandono...porque todo he vivido, todo lo he sentido en la piel...y no me preguntarás cómo he podido experimentar todo esto...porque sabes que Amando, sólo así...se puede morir y vivir al mismo tiempo."

(mientrashayaluz)

Siento frío...

Siento frío...

Siento frío

Un frío intenso

Recuerdo de mis propias ruinas

Del pasado

 

Me extirpé el corazón

Lleno de heridas y dolores

Ya no siente ni late

Sólo espera que el frío

Congele su último suspiro

 

El frío invierno se lo llevó todo

Todo lo bueno que quedaba

Y sólo queda un vacío

Sangrante y dolorido

 

El frío dejó la Nada

El sinsentido

Y como hojas muertas

La esperanza también

Fue arrastrada por el viento

 

La tormenta, la lluvia

De unos ojos que no dejaron de suspirar

Se calmó

Y quedó el silencio absurdo

Que deja tras de si la muerte

 

Un viaje sin retorno

Donde ayer estaba

Hoy no quedan más que las ruinas

De un porvenir nuevo

Pero sin mi Nada

Sin mi lluvia

Sin yo misma

 

Siento frío

Mucho frío

Un invierno conocido

De otras veces pero nuevo

Inesperado

Doliente...

(mientrashayaluz)

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Como un milagro...

 

"La linda parejita que transcurre
por el viejo teclado de baldosas
sabe y no sabe de su amor a término
o de las marcas que impondrán los días

la linda parejita en su burbuja
no quiere saber nada de cenizas
ni de cuevas ajenas ni de fobias
sólo pide quererse a econtronazos

asume su pasión como una ergástula
nada de libertad condicionada
con sus dos soledades basta y sobra
con sus dos cuerpos y sus cuatro manos

tiene razón la linda parejita
no es fácil instalarse en la excepción
el plazo del amor es un instante
y hay que hacerlo durar como un milagro"

(Inventario tres. Poesía 1995- 2002)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres