Blogia
mientrashayaluz

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO

Hace unas semanas, se me ocurrió por recomendación de un amigo, leer la obra de teatro LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO, la cual me sorprendió gratamente. Quizás si no hubiese captado la fina ironía del texto en sí, hubiera pensado que se trata de una obra muy vanal y superficial, pero leyendo entre líneas vemos que sin duda esto está muy lejos de ser la realidad del mensaje de esta pieza, y es en esta donde Wilde nos muestra su gran talento y su acérrima crítica a la sociedad victoriana del s. XIX, la que más tarde lo condenaría y desterraría por inmoral.

 

De La importancia de llamarse Ernesto y El abanico de Lady Windermere, pase a El retrato de Dorian Grey. Tanto en la primera, como en el Retrato de Dorian Grey presenta dos tipos de personajes masculinos, por un lado el hombre sensible y por el otro el cínico irresponsable. Suelen ser personajes muy modelados y redondos. El caso de las mujere, es diferente, tanto en una como en otra suelen ser personajes bastante planos que sirven para completar la escena del argumento, salvo en el caso de El abanico de lady Windermere, donde aún siendo una comedia (como La importancia de llamarse Ernesto,) aparece uno de los personajes femeninos con mayor carga dramática y más modelado que ningún otro personaje en esta obra de teatro.

 

El retrato de Dorian Grey es una novela llena de melancolia y desasosiego por una parte, en cuanto al mantenimiento y consecución de la eterna juventud, pero también es una obra con importantes lecciones éticas en sí misma, sobre todo en cuanto a la limitación del placer y la libertad en la sociedad del siglo XIX. Es una obra llena de vitalidad por un lado, (la idea de vivir, de ser libre, de amar sin tapujos), pero por otra está muy presente, (aunque no de forma clara) la opresora sociedad.

 

 

“En toda distinción física e intelectual hay una fatalidad. Es mejor no distinguirnos de nuestros prójimos. En este mundo el feo y el estúpido se llevan la mejor parte. Pueden quedarse sentados a sus anchas, contemplando el espectáculo. Aún cuando no conozcan la victoria, al menos se libran de conocer la derrota. Viven como deberíamos vivir todos, tranquilos, indiferentes y sin inquietudes. No traen la desgracia a los demás, ni la reciben de manos ajenas. Tu rango y tu riqueza Harry, mi cerebro tal y como es….la belleza de Dorian Grey…los tres sufriremos por lo que los dioses nos han dado, sufriremos terriblemente”

 

 

“Estoy celoso de cualquier cosa cuya belleza no muera. Estoy celoso del retrato que me has hecho. ¿Por qué ha de conservar lo que yo debo perder? Cada momento que pasa me quita algo de mi y se lo da a él”.

 

“En estos tiempos la mayor parte de la gente, muere de una especia de sentido común, y descubren cuando ya es demasiado tarde que lo único de lo que no se arrepiente uno es de sus errores”

 

“Los que aman sólo una vez en la vida si que son simples. Lo que ellos llaman lealtad y su fidelidad yo lo llamo letargo de la rutina”.

 

“Basil fue solo, como se había dispuesto, observando las luces de la pequeña berlina que tenía delante. Empezó a notar una extraña sensación de pérdida. Estaba seguro que Dorian Grey jamás volvería a ser para él todo lo que había sido en el pasado. La vida se había interpuesto entre ellos…Los ojos se le oscurecieron, las calles abarrotadas y brillantes se volvieron borrosas. Cuando el coche se detuvo ante el teatro, fue como si hubieran pasado varios años”

 

“La experiencia no tiene ningún valor ético, es simplemente el nombre que le damos a los errores”.

 

Si tenéis algo de tiempo, os recomiendo que os acerquéis a la obra de Oscar Wilde, un autor hasta cierto punto bastante desconocido para nosotros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres