Blogia
mientrashayaluz

Un mago sin chistera

Un mago sin chistera

VÍCTOR SEARA - 22/07/2008 08:00

Cuando hubo victorias, la atención por la F1 y por Fernando Alonso fue máxima. El domingo, su desgracia deportiva atrajo a más curiosos que de costumbre, una reacción que un séptimo o un octavo puesto no provocan. El ser humano es así. La admiración incondicional que tanta gente le profesa se tiñó de dudas.Todos buscaban alguna explicación. Los periodistas italianos hacían una mueca cuando tecleaban los nombres de Massa o Raikkonen, pero no sabían qué botón apretar para describir la debacle de Alonso.

En 2008, el asturiano pilota al límite. Así fue la carrera de Alemania y todas las restantes, excepto Silverstone, donde prevaleció la cautela. Pero en F1, sin un buen coche no hay nada que hacer. No hay mago que pueda hacer trucos sin chistera.

Fuera de micrófono o delante de él, Alonso dice las mismas cosas. Es prudente. En rueda de amigos reconoce que, con un coche un poquito mejor, esta podría haber sido una temporada muchísimo mas interesante para él considerando la igualdad existente. El R28 no sólo adolece de aerodinámica, sino también de motor. Las mecánicas congeladas a finales de 2006 dejaron a Renault hipotecado. Concentrados como estaban entonces en ganar el campeonato y lo lograron con Alonso, dejaron de lado los progresos que ahora echan de menos. A su motor le falta esa garra necesaria para salir de las curvas con firmeza. Cuando los demás aceleran, salen disparados. Cuando lo hace Fernando, es como si tuviese que esperar a la reacción de un motor turbo. Tarde, muy tarde. El mejor ejemplo de falta de motor es la comparación con Toro Rosso. Este coche no es, como más de uno decía el domingo, un Minardi. Rotundamente no. Es un RedBull con una aerodinámica muy elaborada y con un motor Ferrari. Una combinación excelente para estos tiempos.

Por eso, y no fue casualidad, los Red Bull, que llevan motor Renault, no anduvieron tan bien. Por eso, tanto Vettel como Bourdais, pilotos de Toro Rosso, acosaron a Alonso en Hockenheim. Uno pudo con él. El otro, a punto estuvo de hacerlo, pero al final, la resistencia asturiana lo frenó. La misma garra salió a flote con Rosberg. El alemán había superado a Alonso y este le devolvió la gentileza mas tarde. Luego, el Williams prevaleció. Sin coche y sin motor, es imposible hacer nada. Y menos cuando uno está obligado a batallar con unos y otros de forma constante.

Sin embargo, las carencias del R28 no harán explotar a Alonso, incluso sabiendo que este coche ya no da más de sí. Por eso, el español no se entrenará en Jerez esta semana. ¿Para qué, si no hay piezas nuevas que probar? Sabía a lo que exponía cuando firmó por Renault, pero nunca pensó que llegaría undécimo en la décima carrera de la temporada. Aunque la situación no sea fácil de digerir, él sabe que no son tiempos ni sitio idóneos para agitar las aguas. Su momento llegará este año, y es probable que, con un poquito de suerte, caiga otro podio para Renault. Con él deberían asegurar el cuarto puesto en constructores, algo vital para las arcas del equipo. Y crucial para que Alonso siga en la escudería en 2009. Hoy por hoy, es la opción mas clara. Por mas errores que cometan los pilotos de Ferrari, deshacer sus contratos es algo complicadísimo. Otro gallo cantará en la temporada 2010. Allí, sí estará sentado en un bólido rojo.

Como dijo el domingo antes de coger el avión hacia Suiza, mejor que agote toda la mala suerte este año. Así, el año que viene todo será diferente. Palabras que dejaron alguna cara de asombro entre los cronistas presentes que querían preguntarle sobre el futuro, el bendito futuro. Ese que, por ahora, tiene pocos visos de cambiar de color. Aunque lo que puede ofrecerle hoy Renault sea muy gris. Casi negro.

FUENTE: PÚBICO

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

alberto -

Ese coche non ANDA!!!jijiji
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres